inicio 9 de junio, 2021

Guía Técnica para la Inspección, Vigilancia y Control de Tareas Críticas en el Sector de Hidrocarburos

Gestión de la seguridad en el sector Hidrocarburos.
Guía Técnica para la Inspección, Vigilancia y Control de Tareas Críticas en el Sector de Hidrocarburos

Por las actividades desarrolladas, el sector de Hidrocarburos presenta una amplia gama de peligros, unos más acentuados que otros, dependiendo de la fase en la que se encuentre el proyecto, por ejemplo, en las etapas de sísmica no es un peligro habitual que se generen atmosferas peligrosas, situación que tiene una gran posibilidad de generarse en fases como la perforación, la producción e incluso el transporte.

Según el Consejo Colombiano de Seguridad (CCS), con base en cifras reportadas por Fasecolda, en 2018 se presentaron más de 600 mil accidentes laborales con 569 muertes. De acuerdo con el análisis estadístico, el sector económico con la tasa más alta en 2018 fue el de minas y energía con el 13%, el cual, cuenta con 24 actividades como la explotación de petróleos, extracción minera, entre otras.

Partiendo de lo anterior, fue emitida la Guía Técnica para la Inspección, Vigilancia y Control de Tareas Críticas en el Sector de Hidrocarburos, en la cual, se abordan, entre otros, los siguientes temas:

Gestión de la seguridad en el sector Hidrocarburos

Sin excepción, las organizaciones del sector hidrocarburos deben contar con un Sistema de Gestión en Seguridad y Salud en el Trabajo (SG-SST) acorde a los requisitos del Decreto 1072 de 2015, sin embargo, también es habitual que organizaciones del sector cuenten con sistemas de gestión basados en normas como ISO 45001 y RUC®, entre otros. Por ende, en un proceso de IVC se debe tener en cuenta que las organizaciones pueden tener estipulados dentro de su sistema estándares que superen los requisitos de la legislación colombiana.

Identificación de peligros y valoración de riesgos

Es responsabilidad de las organizaciones incluir en su política el compromiso de identificar los peligros, evaluar y controlar los riesgos, así como la exigencia tácita de adoptar una metodología para este fin. La identificación de tareas críticas debe ser un proceso que las organizaciones realicen periódicamente, acorde al Decreto 1072 de 2015 numeral 2.2.4.6.1.5, como mínimo una vez al año; para esto, se deberán tener en cuenta las actualizaciones periódicas o una nueva identificación de tareas críticas, cuando en la organización suceda alguna de las siguientes situaciones:

-       Modificación física de la planta /organización.

-       Inclusión de un nuevo proceso.

-       Eliminación de un proceso.

-       Cambios en los procesos, en las instalaciones, maquinaria o equipo.

-       Modificación en la legislación.

-       Eliminación total de un riesgo / tarea.

-       Accidentes de trabajo mortales.

-       Eventos catastróficos.

La detección de tareas críticas para su definición y estandarización incluye como mínimo los pasos descritos a continuación:

-       Realizar un listado de todas actividades con su respectiva relación de cargos presentes en la organización.

-       Priorizar aquellas en los que el índice de accidentalidad y/o potencial de pérdidas sea mayor.

-       Desglosar las actividades en tareas.

-       Las tareas críticas deben seleccionarse de acuerdo con:

  • La probabilidad de ocurrencia de una pérdida grave, durante o después de realizarse, como consecuencia de errores o fallas en su ejecución.
  • La probabilidad de afectación a otras personas o secciones ajenas al desarrollo de la tarea.
  • La frecuencia con que puede llegar a ocurrir una pérdida durante la realización de la tarea. (ICONTEC, 1997).

Priorización

El abordaje y la gestión de tareas críticas requiere de una alta inversión de recursos por parte de las organizaciones, siendo fundamental su priorización para establecer una criticidad y así enfocar sus esfuerzos en aquellas verdaderamente necesarias de asegurar.

La metodología utilizada por la organización deberá definirse con base en los aspectos que para esta sean relevantes de proteger: la vida y salud de los colaboradores, las pérdidas económicas, la afectación de su buen nombre, y otras que afecten el desempeño de la organización. Después de definir las tareas críticas, la organización deberá someterlas a una evaluación a través de la matriz de peligros.

La organización en conjunto con los responsables de los procesos de las tareas críticas, determinará los planes de acción tendientes a la mitigación de los peligros, las actividades de monitoreo, los resultados esperados, las fechas de implementación y toda otra información que se considere necesaria.

Las organizaciones pueden determinar otro tipo de decisiones sobre sus tareas críticas, siendo algunas:

  • Suprimir la actividad, evitando así el riesgo que probablemente generaría un peligro (siempre y cuando sea posible y la evaluación costo /beneficio sea favorable).
  • Tercerizar o transferir contratando con terceros. Si las actividades son tercerizadas, la organización deberá tenerlas incluidas dentro de su SG-SST y tener los respectivos controles a sus contratistas.
  • Medidas de control generales
  • Programas de gestión
  • Aptitud psicofísica y vigilancia en salud
  • Capacitación
  • Elementos de protección personal
  • Atención de emergencias y planes de rescate
  • Señalización y demarcación
  • Medidas de protección activas y pasivas

Descarga la Guía completa en la sección Descargas de la parte superior izquierda.

Nuestros Asociados

Haga parte de nuestra organización